Amantes

Vivencias.

domingo, 29 de mayo de 2011

Reconocer lo prohibido es fatídico.

Cuando me acerco al abismo me freno en seco. No es sencillo asimilar lo que provocas en mi, lo cierto es que se me quitan las ganas de respirar cuando dices que te vas... Creo que también está a tu favor el haber recuperado la esperaza y la ilusión del baul de los sentimientos  de antaño. Vuelvo a confiar en ti, en mi y en nosotros. Dudo si acercarme, esperar o retroceder, he de reconocer que espero sin  querer a que me empujes de una vez.


Me  sobran motivos, pero me faltas tú sobre  la cama.


1 comentario:

  1. Anónimo1/6/11

    Vuelve a empezar de cero sin miedo.

    ResponderEliminar