Amantes

Vivencias.

martes, 22 de noviembre de 2011

Querido desconocido.

Han sido varias veces  las  que nuestros labios se han rozado y al final siempre ha sonado la banda sonora de las películas malas. Siempre vuelves y nunca me olvidas, ¿por qué no  te quedas aquí toda la vida?  Y es que son más de dos y de tres los días que echo en falta un mordisco al despertar, tu cuerpo en mi cama y tu risa taladrando mi cabeza. Eres como la brisa que me levanta la falda, lo más astuto y descarado que he visto nunca. Aunque lo cierto es que apenas me enfado cuando  no me hablas y solo sonrío cuando me susurras.

¿Quién eres tú querido, mi amigo o mi enemigo?

1 comentario:

  1. Anónimo1/12/11

    Enemigo,no lo olvides, es tu enemigo.

    ResponderEliminar